Cargando...
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

7 HÁBITOS PARA LA EFECTIVIDAD DIARIA

Emprendimiento
Inicio / Publicaciones / 7 HÁBITOS PARA LA EFECTIVIDAD DIARIA
1 de Agosto de 2018

Para cualquier ser vivo (sobre todo si la especie es “homo emprenderectus”) generar hábitos y costumbres se convierte en un asunto de supervivencia: Creamos entornos donde nos sentimos cómodos y seguros, por lo que podemos desactivar nuestras alarmas y centrarnos en aquello que nos proponemos.

Hoy en día, todas las personas llevamos un estilo de vida muy ajetreado, además de estar expuestos a información constante que nuestro cerebro se ve obligado a procesar. Esto nos ofrece un contexto complicado para desempeñar actividades con eficacia:Queremos hacerlo todo rápido, y además hacerlo bien.

Habrá quien pueda conseguirlo sin pararse a planificar su día a día y sus metas (mi más sincera enhorabuena si eres uno de ellos), pero para el resto de los mortales… Metodizar y sistematizar todo el revuelo cerebral es una actividad más que necesaria.

¿A DÓNDE QUIERES LLEGAR CON TODO ESTO, PESAO?

Hablando de efectividad y sacar provecho al tiempo… Se que el tuyo vale oro, así que voy a intentar que todo lo que vayas a leer a partir de ahora te resulte aplicable en tu día a día.

No quiero ser de los que te cuenta consejos que cuesta aplicarlos, o necesitan su tiempo de reflexión… ¡OJO! Que también son muy útiles y creo que francamente merece la pena dedicarles su tiempo. Pero he tomado la decisión de compartir contigo las cosas prácticas de mi día a día que me funcionan, y lo noto a la hora de ponerme a realizar un trabajo.

  1. La magia de las cafeterías. Personalmente, el escoger cuál será mi lugar de trabajar me resulta emocionante. No necesariamente tiene que ser para trabajar durante horas, pero sí quizás para realizar algunas tareas que tienes pendientes o en mente. Me encanta llegar pronto a una cafetería agradable, con música baja y luz tenue, pedirme mi café con mucha espuma y ¡ponerme manos a la obra! En otras palabras, la cuestión es encontrar un espacio físico en el que sabes que te sentirás a gusto y disfrutarás más solo por el hecho de estar allí. Las cafeterías funcionan conmigo porque me relaja el ruido de fondo, ver la gente pasar, el olor del buen café…
  2. Un cuaderno, un boli y el portátil.  Mis herramientas de trabajo que nunca faltan en mi mochila. Si me hicieras escoger entre uno de ellos, me vería en un grave problema. No son el uno sin el otro. Lo primero que hago: Coger una hoja en blanco y redactar una lista de todas las tareas que tengo que hacer, preparar mi portátil, escoger la música que me apetece ¡y a por todas!
  3. De lo general, a lo concreto. Cuando hago esa lista, procuro siempre construir “grupos” con cada temática, y después desglosar todas las tareas más concretas que tengo que hacer para conseguirlo.
  4. El indescriptible placer de poner el “tick” a lo que ya está hecho. Ni un plato lleno de la mejor comida después de 3 días sin comer puede equipararse a este placer. Es mi recompensa. Ver que las tareas que he ido apuntando desde que ha comenzado el día, al finalizar mi jornada están hechas.
  5. ¿Mañana qué? Aunque como te he dicho realizo una lista de tareas para todo el día… También me gusta antes de acostarme visualizar unos objetivos generales para el día siguiente: Los redacto, y ya cuando me despierto, junto con mi café, lo detallo.
  6. El orden, la limpieza y hacer las cosas con cariño: Un espacio agradable, limpio, ordenado… Siempre será mucho más favorecedor para tu efectividad, ¡sin lugar a dudas! Busca o crea entornos de este tipo.
  7. Cuida de ti mismo. Desde mi propia experiencia…Cuanto más te cuidas y mejor te quieres, más lo notarás no solo en los resultados, sino también a la hora de realizar todos los trabajos. Introduce hábitos saludables en tu día a día: Come saludable, haz deporte, socialízate… ¡Te garantizo que lo notarás en tu estado anímico cuando trabajes!

 

Consejo: Aunque esta sea mi pequeña y humilde aportación con la esperanza de que puedas coger nuevas ideas… Hace un tiempo leí un libro llamado “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” (Stephen R. Covey) que también me fue muy útil especialmente paracomprender de qué manera impacta le BUENA gestión del tiempo en nuestras actividades.

Si no tienes tiempo o ganas de leerte el libro, he encontrado un resumen de @LeaderSummaries que te aportará información muy completa acerca de todo lo que dice el autor: https://www.leadersummaries.com/ver-resumen/los-7-habitos-de-la-gente-altamente-efectiva

Ojalá te haya sido útil mi propia versión de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

SI