Cargando...
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

La importancia de una buena planificación

Metodologías de trabajo
Inicio / Publicaciones / La importancia de una buena planificación
11 de Enero de 2019

La importancia de una buena planificación para lograr objetivos

No se entienden los objetivos sin una planificación previa que nos guíe hasta su consecución. La planificación obedece al estudio previo de nuestra situación actual y del lugar al que queremos llegar, así como las estrategias y las diversas vías que utilizaremos para la consecución de los mismos. 

En el ámbito corporativo, identificar unos objetivos alcanzables son clave para el desarrollo de cualquier estrategia organizativa, y es que tanto éstos como el camino que recorreremos hasta llegar a ellos nos aportarán una perspectiva mucho más global de nuestra situación actual. 

El recorrido hasta la consecución de tus objetivos 

Recursos disponibles 

En la mayoría de los casos, los recursos con los que contamos para llevar a cabo una planificación tienen carácter limitado. Por lo que la correcta gestión que hagamos de los mismos resultará clave para el resultado que logremos alcanzar. Un uso eficiente de los mismos nos permitirá que nuestro recorrido esté mucho más planificado. 

A través de un estudio y programación de los recursos disponibles, lograremos maximizar la productividad de nuestra empresa. 

Objetivos (alcanzables) 

A la hora de planificar nuestros objetivos resulta de vital importancia que cumplan con una premisa clave, deben de ser alcanzables. De nada sirve que nos programemos alcanzar una facturación o un volumen de ventas que multiplique a la actual si, en el fondo, somos conscientes que va a resultar imposible alcanzar esa cifra. 

Una mala gestión de nuestras metas puede jugar el papel opuesto que queremos alcanzar, puede provocar que caigamos en una desmotivación a consecuencia de la inalcanzabilidad de los mismos. 

 

Confía en tu equipo 

La importancia que el trabajo en equipo tiene a la hora de gestionar una estrategia en el ámbito corporativo es vital para el éxito y el correcto funcionamiento de la misma.  

Tanto si eres el dueño de la empresa como si tienes a tu cargo a un pequeño grupo de personas, el éxito de tu trabajo va a depender de que tu equipo esté motivado y se siente participe de la toma de decisiones de la empresa. 

Confía en tu equipo, delega en ellos, y haz que se sientan que forman parte de la empresa, conseguirás resultados sorprendentes.   

¿Qué ventajas obtengo con la planificación? 

Focalízate en lo importante 

Con una correcta planificación lograremos estar mucho más centrados en lo verdaderamente importante. Es normal que cuando empezamos un proyecto o cuando estamos completamente inmersos en él, tengamos que atender a diferentes tareas transversales que nos alejan de la consecución del objetivo que estamos persiguiendo. 

Si realizamos previamente una tarea de planificación, lograremos alcanzar las metas que nos hemos propuesto gracias a tener identificadas todos los pasos que debemos de recorrer.  

Anticípate a los problemas 

Ya sean de carácter económico o de cualquier otro tipo, uno de los principales beneficios que se va a desprender de una buena planificación va a ser la que está ligada con una correcta anticipación de nuestros problemas. 

A través de una planificación de las etapas que tenemos que perseguir para la consecución de nuestros objetivos conseguiremos adelantarnos a los problemas, así como identificar las posibles amenazas que van a ir apareciendo y poder afrontarlos con la suficiente antelación. 

La planificación es uno de los aspectos a los que debemos de prestar una mayor atención en lo relacionado con nuestro trabajo. De ella se desprenden aspectos tales como la consecución de nuestros objetivos, así como las diversas estrategias que vamos a utilizar con el fin de alcanzar las metas que nos hemos propuesto.  

Si tienes dudas acerca de cómo definir tu estrategia corporativa, apuesta por la opinión de los expertos, solo ellos sabrán cómo identificar las necesidades que tiene tu empresa y te ayudarán a impulsarte por encima de tu competencia. 

 

                                       

SI