Loading...
Cookies disclaimer

I agree Our site saves small pieces of text information (cookies) on your device in order to deliver better content and for statistical purposes. You can disable the usage of cookies by changing the settings of your browser. By browsing our website without changing the browser settings you grant us permission to store that information on your device.

Branding VS Debranding

ADVERTISING
Index / Blog / Branding VS Debranding
Aug. 18, 2021

BRANDING VS DEBRANDING, ¿LAS MARCAS ESTÁN CAMBIANDO?  

Si sabes algo de marketing, seguramente sabrás muy bien qué es el branding, pero ¿qué es eso de debranding y por qué tantas marcas lo están usando? No es de extrañar que cada vez sean más las marcas que se unen a esta estrategia ya que son muchas sus ventajas ¡No te las pierdas! 

 

¿Branding o debranding? 

A día de hoy no entenderíamos las marcas sin sus respectivos brandings.  

Esta estrategia, no es ni más ni menos que una táctica en la que las empresas trabajan para proyectar una personalidad a una marca. Es decir, dotarla de una serie de atributos y valores mediante los cuales el consumidor asociará rápidamente la firma. Son muy importantes elementos como los colores, el lenguaje empleado en los mensajes, los elementos gráficos que acompañan a la marca, así como las diferentes estrategias desempeñadas en redes sociales. 

No obstante, el branding también está experimentando una gran evolución. Cada vez tiende a ser más simple, sencillo y busca la claridad para transmitir directamente el beneficio del producto al cliente.  

 

Por otro lado, el debranding es todo lo contrario que se ha hecho hasta ahora en las empresas. Busca deshacerse de logotipos, dejando que la marca se identifique mediante otros elementos gráficos.  

Y te preguntarás, ¿qué sentido tiene esto? Bien, pues el principal objetivo es que el consumidor sea el protagonista. Mediante esto, se mejora la relación con el cliente y aumenta la conexión con la marca, sin necesidad de que se tenga que anunciar explícitamente. De esta forma, la empresa dejará de ser tan corporativa y tendrá un enfoque más personalizado al cliente. 

 

¿Por qué esta estrategia está en tendencia? 

Una de las principales razones es la saturación de marcas. El consumidor tiene cada vez más un amplio abanico de marcas sobre las que elegir y por esto, es más exigente. 

No sólo espera obtener un beneficio del producto que compra, sino también vivir una experiencia. Por esta razón, muchas marcas han sentido la necesidad de desmarcarse del branding y optar por renovar su imagen. 

 

¿Qué ventajas tiene?  

  • Aumenta el nivel de ventas 

  • El nivel de compromiso con el cliente es mayor 

  • Comunicación más personal 

  • El cliente se siente más atraído hacia la marca 

Podemos resumir las ventajas en una: el impacto que genera en el consumidor.  

 

¿Es algo apto para todas las empresas?  

  1. Antes que nada, para que esta estrategia tenga éxito, primero la marca tendrá que haber tenido éxito previamente con su correspondiente branding. Esto ayudará mucho a que la marca sea reconocida totalmente sin necesidad de ver el logotipo. 

  1. Un punto importante a considerar, es que la empresa pueda adaptarse a futuros cambios de tendencias del mercado. Por esta razón, será fundamental desarrollar un buen logotipo que sea lo suficientemente flexible para adaptarse a los posibles cambios que puedan ocurrir. 

  1. Apelar a los sentimientos del cliente. El uso del marketing afectivo es muy útil en esta ocasión, ya que por lo general, genera un mayor recuerdo de marca en el consumidor. Si se asocian sentimientos a la marca, desarrollar el debranding será mucho más sencillo. 

  1. Ante todo, mantener una imagen real, simple y sincera. En caso de que esta estrategia no funcione con nuestra empresa, trataremos de reducir al máximo las malas repercusiones que pueda tener y procurar que no empeore nuestra imagen de marca. 

  1. Hay que tener en cuenta que existe un posible riesgo asociado al debranding. Puede darse el caso de perder identidad de marca, la cual es difícil de recuperar y requiere de trabajo. 

 

Un famoso ejemplo de esta estrategia la encontramos en marcas como Coca-Cola o Starbucks. Estas empresas decidieron cambiar el logotipo de sus envases por nombres. Mediante esta acción, consiguieron que el cliente se sintiera protagonista e importante, mejorando la percepción sobre la marca y su satisfacción con la misma.  

En este caso, fue todo un éxito de estrategia que aumentó las ventas considerablemente. 

 

 

En resumen, el debranding es una práctica muy común últimamente, por la que muchas empresas empiezan a decantarse con el fin de establecer una relación más personalizada con el consumidor. 

Ahora que ya sabes más sobre el debranding, te animamos a que conozcas más sobre marketing, comunicación y publicidad. Contacta con nosotros:  

📍 P. I. Juncaril, Calle Loja, Parcela 16, Oficina 3, 18210 Peligros, Granada

📩 info@designwithyou.es 

📲 617 80 67 99

YES