Loading...
Cookies disclaimer

I agree Our site saves small pieces of text information (cookies) on your device in order to deliver better content and for statistical purposes. You can disable the usage of cookies by changing the settings of your browser. By browsing our website without changing the browser settings you grant us permission to store that information on your device.

Responsabilidad Social Corporativa

ADVERTISING
Index / Blog / Responsabilidad Social Corporativa
Oct. 9, 2020

Responsabilidad Social Corporativa:

¿Compromiso real o lavado de cara? 

 

¿Sabíais que todas las empresas, por el simple hecho de existir y funcionar, generan ciertos impactos en la sociedad, independientemente del sector al que pertenezcan o de la actividad económica que ejerzan?  

Por lo general, las organizaciones tienen impactos positivos en la sociedad puesto que generan empleo, producen bienes, cubren necesidades, contribuyen a causas sociales… pero ¿qué ocurre cuando una empresa utiliza materiales contaminantes o un sistema de producción poco respetuoso con el medio ambiente para producir esos bienes? Estos son algunos de los impactos negativos que puede generar.  

Responsabilidad Social Corporativa: ¿por qué y para qué? 

Así es como surge la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), partiendo de la base de que el funcionamiento de toda organización tiene efectos tanto positivos como negativos y con el objetivo de minimizar o reducir los negativos, fomentando y maximizando los positivos. 

La RSC es, por consiguiente, el compromiso que las empresas adquieren por el impacto que su gestión puede tener en la sociedad, así como la contribución que realizan para mejorar el entorno donde se desenvuelven.  

Estrategias sociales, económicas y ambientales 

Las estrategias de RSC que las organizaciones ponen en práctica pueden ser sociales, económicas o ambientales, por ejemplo:  

  • Contratar personas mayores o con diversidad funcional 

  • Habilitar los aparcamientos para bicicletas y coches híbridos 

  • Apostar por la energía renovable como fuente energética  

  • Proporcionar bolsas producidas con material reciclado  

  • Utilizar algodón orgánico para la fabricación de prendas  

Estos son solo algunos de los muchos ejemplos RSC, pequeñas acciones que pueden realizar las empresas para mejorar su entorno y, a la vez, la calidad de vida de las personas que viven en él. 

Actualmente, directivos y gerentes se ocupan activamente de la aplicación de estas políticas, ya que permiten mejorar la reputación corporativa, así como la percepción que tienen las personas de la organización. 

RSC: ¿Compromiso real o lavado de cara?  

Sin embargo, desde hace ya algunos años hay un importante debate encima de la mesa: ¿Las empresas adquieren un compromiso real o utilizan la RSC para limpiar su imagen y mejorar así su reputación corporativa? ¿Es solo una fachada para presumir de su labor social y ser aparentemente responsables?  

Si bien es cierto que los consumidores ahora escogen compañías con las que se sienten afines y comparten valores, también son cada vez más exigentes y no se conforman con una imagen artificial, sino que reclaman transparencia e información veraz y completa. 

YES